Saltar al contenido

Adiós Hacienda. Los 8 pasos para NO pagar impuestos (legalmente)

ingeniería fiscal
capitalista ninja

Autor: Pau Ninja
Actualizado en septiembre, 2020

Pues sí. Es posible no pagar impuestos de forma legal, y aunque lo que voy a contar aquí no es un método demasiado conocido, es lícito y ya hay algunas personas que conozco que lo están haciendo.

¿Soy yo uno de ellos? Sí y no. Más hacia al final os cuento un poco mi caso personal por si queréis curiosear, entrando también en algunas opiniones e ética que a la gente le encanta meter cucharada y decir la suya.

Como siempre (y más en este caso) no tomarse esto como un consejo de inversión o fiscalidad. Es sólo mi opinión, o más bien una «recopilación» de información con la única intención de hacerlo conocido.

Siempre cuando tratamos temas legales, hay que armarse bien con un buen asesor para validar cada paso que hagamos. Así que de nuevo, esto es sólo información.

¿De qué va esto?

Lo que explico aquí es un método para pagar 0% de impuestos personales.

  • Es importante tener en cuenta que sólo es apto para aquellos que quieren tener una vida nómada.
  • O si más no, de pasar entre 2-3 países distintos como mínimo cada año.
  • O para los que no saben dónde vivirán en el futuro pero les da rabia dar soporte económico en un país al que no viven la mayoría del año.

Con opciones como esta, me doy cuenta de lo hipócrita que he sido. Buscando rentabilidades del 6% anual en mi cartera de inversión para que después Hacienda me saque un 40% sin haber pisado el país.

Por cierto si en vez de leer prefieres escuchar, recuerda que puedes lo he narrado en el episodio del podcast.

Los 3 requisitos para no pagar impuestos en ningún país

Cuando estaba en Riga conocí en persona a Ignacio. Otro blogger español que me comentó que estaba en el paso final para no pagar impuestos legalmente ni en España ni en ningún otro sitio.

Después de llegar a la conclusión que el mejor país para vivir no era al que había nacido, empecé con un viaje de más de 6 años que a día de hoy no ha terminado. Eso sí. Visitando a mi familia y amigos en España durante unos meses cada año.

De todos modos como «viajero perpetuo» nunca me había planteado eliminar los impuestos personales.

Ese mismo mes empecé a cancelar bancos españoles, me abrí ambas cuentas bancarias N26 y Revolut.

Pero como es lógico, tener bancos fuera no es ni mucho menos el método. Sólo una primera capa.

¿Cuáles son pues los requisitos para no pagar impuestos legalmente?

Generar ingresos fuera de España

El primer requerimiento es que nuestros ingresos provenga en su mayoría de fuera de España.

No hace falta que sean pasivos o inversiones, se pueden tener clientes internacionales. Pero la cuestión es que no vengan de España y que además sea remoto, es decir con ingresos online.

Persona esperando aeropuerto

Se pueden tener, pero no pueden suponer la mayoría del portfolio de clientes a los que se sirve.

Aquí hay que decir que no es que haya una ley que lo diga o que aparezca en ningún sitio, es simplemente para cubrirnos y dar una excusa menos a los recolectores.

No vivir en un país más de 183 días

Otro de los requisitos es no pasar más de 6 meses en un año natural en un país concreto. De lo contrario eres considerado automáticamente «residente fiscal» a ojos de ese Estado y nos pueden reclamar impuesto.

Por lo tanto este es un movimiento sólo para los llamados «nómadas digitales» que como yo, no estamos más de 183 días al año en un mismo sitio.

Algunos meses aquí, algunos meses ahí. Claro que se puede pisar España, pero que sea sólo para visitar a familia y amigos unos meses al año sin que el total sume seis meses.

Chipre calle personas

Pasar 183 días al año en un sitio para ser considerado residente fiscal no sólo aplica a España, pero a la mayoría de países del mundo.

De hecho Hacienda ya aprovechó la pandemia para hacer pagar impuestos a turistas que se habían quedado plantados sin poder salir de España.

Recibo montones de mensajes privados en las redes sociales diciéndome si hay alguna argucia para los que quieren vivir todo el año en España y no pagar impuestos, y siempre respondo lo mismo: si quieres ser legal y se vive en España, hay que pagar impuestos en España. Punto.

Pasar por un «país puente»

Es importante para que nos den un certificado de residencia fiscal.

Es decir, buscar un país en el que pasemos más de 6 meses, pagar unos pocos impuestos para que nos den un certificado y así podernos cubrir bien legalmente.

Estonia callejón personas

Si no pasáramos por ese país puente, lo que podría pasaría es que Hacienda nos diría: «ah muy bien que te consideras turista perpetuo, perfecto. Ahora dime donde has pagado impuestos la última vez o de lo contrario te toca pagar aquí.»

Esto es algo que mi amigo Jose, abogado que ayuda a españoles a irse a vivir a Andorra, me había comentado en uno de los podcast.

Se había encontrado algún personaje que se consideraba «viajero perpetuo» pero la Agencia Tributaria les venía a reclamar un certificado fiscal. Sin eso, la residencia fiscal nos liga a pagar impuestos en ese país.

Algunas de las recomendaciones de «países puente» son aquellos que no son paraísos fiscales y tampoco están en ninguna especie de «zona gris» como Chipre, Andorra, Malta, Suiza o sitios en los que no es ilegal ir a vivir, pero han sido titular sobre fiscalidad en más de una ocasión.

Ahora pasaremos a ver los pasos exactos que hay que seguir para desvincularnos totalmente, pero antes quiero remarcar una opción para los que no quieren viajar constantemente.

El cambio de residencia fiscal

Porque sí. Para los que no quieren moverse sin parar y por ejemplo tienen una familia y prefieren quedarse más tranquilos, existe la opción de simplemente cambiar la residencia fiscal a un Estado que nos guste y que sea más liberal, o que simplemente sea alinee con lo que pensamos.

Por ejemplo una opción popular es la residencia fiscal en Chipre donde básicamente se paga 0% de impuestos si los ingresos vienen de fuera del país y sólo hay que pasar 2 meses al año en el país para que nos den el certificado.

Personalmente lo había considerado, pero analizando este Estado como tal y yendo a vivir allí 2 meses antes de hacer todo el trámite, preferí continuar con el nomadismo antes de casarme con un país como ese.

Hay más opciones que colores, no es para mí el sitio ideal, pero los españoles que son compañeros de la comunidad y que estaban interesados, les pasé el contacto de la abogada que lo llevaba y estaban bien encantados.

Tal vez lo ideal sería viajar lo suficiente para encontrar un país al que nos gusta mucho vivir y que además tenga una políticas que se alineen más con lo que pensamos o estamos dispuestos a contribuir, en vez de sucumbir a un sitio sólo porque hemos nacido allí. Por ejemplo:

  • Inviernos y primaveras en Portugal. Donde la innovación es el top de Europea y se crea un ambiente emprendedor que encontramos a pocos sitios, a la vez de una residencia fiscal portuguesa muy atractiva con sólo un 10% de impuestos.
  • Verano y otoño en Estonia. El país con menos deuda de toda Europa, con unas increíbles políticas liberales y una influencia de los países del norte que los hace desbancarse del mundo, con unos muy razonables 20% de impuestos planos personales, y un 0% de impuestos para las empresas.

La idea sería elegir uno de estos dos, y hacerse residente fiscal allí, pagar impuestos y es ideal para los que no quieren viajar mucho cada año y quieren estar más establecidos.

Pero si no se quiere pagar impuestos legalmente en ningún sitio, como digo se pueden seguir los pasos anteriores y los que pasaré a expandir en un momento.

Confirmando lo que dice la ley española

Para cubrirte de sustos, mejor estar en contacto con un asesor fiscal. Yo estoy con David, que tiene el despacho en Barcelona pero atiende online.

Cuando yo lo validé con él, me pasó la siguiente información para validar todo lo que he comentado anteriormente con la ley española en mano.

legal para no pagar impuestos

A groso a modo, me vinieron a confirmar los primeros puntos: no llegar a vivir medio año en España u otro país, y que los clientes no sean de casa en su mayoría.

Si no se cumplen esas condiciones, se estaría hablando de evasión de impuestos. Yo sólo informo, pero mejor no entrar en problemas mayores y ceñirse a la ley.

Los 8 pasos para no pagar impuestos

Antes de que pasen los primeros 183 días del año natural, se tiene que completar este proceso.

  1. Ir a vivir a otro país. Puede ser cualquiera pero puestos a elegir de impuestos más bajos (nos tocará hacer una declaración de la renta ahí en los próximos pasos) pero que no sea considerado paraíso fiscal. Hay residencias fiscales con muy buenas opciones.
  2. Pedir la residencia de ese país así que te hayas trasladado. Para no pagar impuestos legalmente necesitas ir a la oficina de registro (Local Register Office) con pasaporte y un contrato de alquiler. Yo he usado Airbnb (aquí 25€ gratis) que es mucho más cómodo de enseñar, activar y cancelar. En algunos países como Letonia hay bastante burocracia y se tarda entre 1 y 2 meses en recibir el permiso de residencia. Lo bueno es que se puede hacer nada más llegar y así nos curamos en salud.
  3. Ir al consulado español para hacer un cambio de empadronamiento de España al país que hayas elegido. Es importante decir que se puede cambiar de residencia física pero lo importante aquí será cambiar el padrón. Por esto hay que ir al consulado español del país, para hacer constar en el pasaporte que ya no estoy empadronado a España. Ahí nos dan el alta en lo que es el censo de aquellos residentes viviendo en el extranjero.
    En algunos países a parte de la prueba de residencia, es probable que pidan alguna prueba de que te puedes mantenerme económicamente. En Rumania piden que tengas 50€/mes para poderme pagar la vida, así que es una buena opción a considerar.
  4. Paso extra: a veces para darse de baja en el censo nos piden darse de baja vía certificado fiscal. Al tener la residencia física en este otro país, puede que lo tengamos que comunicar a Hacienda rellenando el modelo 030 y así constar como que me he dado de baja en el censo de los contribuyentes. Este certificado sólo se puede obtener si has pasado un mínimo de 183 días en otro país y se ha hecho al menos una declaración de la renta allí.
  5. Mientras estás viviendo ahí tocará hacer la declaración de la renta de España del año anterior (¡ya será la última!).
  6. Pasados estos 183 días en el país en el que te pillas la nueva residencia, ir a la administración a dar de baja como residente a ese Estado, para así no darse de alta en ningún otro sitio físico y ser oficialmente un nómada. ¿Por qué es importante haber estado un mínimo de 183 días? para poder hacer una declaración de la renta ahí y que por lo tanto no sea España el último país al que se ha pagado impuestos.
  7. El año siguiente (mientras se está viviendo menos de 183 días a los países que quiero) tocará pagar los impuestos personales del país de la última residencia del año anterior.
  8. El año siguiente ya puedes no pagar impuestos legalmente a ningún gobierno porque ya no serás residente en ningún sitio.

Evitando la «repatriación fiscal»

Una vez seguidos los pasos anteriores, se olvidan de nosotros. Pero por si acaso y para que después España no me pueda hacer algún tipo de repatriación fiscal también hay que asegurar:

  • Poder demostrar que no se ha pasado esos 183 días en España. Esto es lo más importante, por lo tanto hay que guardar todos los pagos y fechas de aviones, estancias en Airbnbs y alquileres durante unos cuantos años.
  • Abrir cuentas en bancos sin comisiones (fintech) para hacerlo todo por el móvil.
  • Cancelar todas las cuentas bancarias españolas . Recomendable sólo hacerlo cuando ya no se pagan más declaraciones de la renta (en el último paso). Una buena idea sería tener cuenta con N26. Al ser el único totalmente móvil se podrá cancelar a distancia sin problemas.
  • Asegurarse de no tener ningún inmueble en propiedad (piso, casa o local comercial). Es un paso opcional pero como más libres estamos, mejor.

Preguntas frecuentes

Cuando alguien está en contra de todo esto, lo comenta a los cuatro vientos, pero como hay un estigma social con los impuestos, quien está a favor lo hace por privado, como escondiéndose.

Pues bien, yo creo que las opiniones no están para esconderlas porque con ellas nos pasamos información los unos a los otros, y todos podemos llegar a conclusiones distintas cuando sabemos más que antes.

Por esto he decidido responder algunas de las preguntas que me hacen por privado.

¿Quién puede no pagar impuestos?

Encontramos estos casos:

  1. Los que trabajan remotamente.
  2. Los que quieren pasar menos de 183 días al año en un país.
  3. Los que tienen clientes que en su mayoría no provienen de España.

Si por ejemplo fuera programador, trader, vendedor, tuviera una agencia o similar, la única que cambiaría en este ecuación sería que necesitaría una empresa. Necesaria porque los clientes me piden facturas y VAT.

Yo lo hice de forma 100% digital y de manera muy sencilla porque decidí abrir mi empresa en Estonia con los servicios de gestores españoles y estonianos.

Algo que se puede combinar sin problemas con otra residencia o haciendo este truquillo que os he explicado hoy.

¿Qué hay de mi nacionalidad?

No hay ningún motivo por el que el estado Español te pueda denegar la renovación del DNI o pasaporte.

Esto está ligado a tu nacimiento, no a donde pagas impuestos.

Hay la residencia fiscal, la residencia permanente, el padrón, la ciudadanía, la nacionalidad… No son la misma cosa.

¿Si no pago impuestos puedo ir al médico?

Yo tengo un seguro privado porque estoy viajando constantemente. Me cubre de todo y en el caso de que necesitara un tratamiento de salud muy largo como cáncer o alguna condición similar, estaría cubierto en el país donde esté como residente y pague impuestos.

Hay distintos tipos de seguros. Pero para estar bien cubierto por menos de 150€ al mes tenemos protección en la mayoría de países incluso para tratamientos de varios años.

¿Es 150 euros un precio muy alto?

Sólo recordar que el precio de autónomos en España a día de hoy es de unos 286 euros.

A nivel económico para mi tiene mucho más sentido tener un seguro privado que me cuesta casi la mitad que en Spain.

Aunque se use mucho como argumento, España no es el único país que tiene Seguridad Social y sistema de salud. Cualquiera otra residencia en Europa te cubre para ir al médico, cáncer y estas cosas.

Es una cuestión personal.

¿Estaría más cómodo siendo tratado en un país donde esté como residente y al que vivo? ¿O estaría mejor de vuelta a España?

Si la respuesta es que prefieres la segunda opción, tengo que indicar que en España la Seguridad Social cubre a cualquiera con la nacionalidad española, e incluso sin papeles. No importa dónde tengas la residencia.

Aquí entrará de nuevo la ética de cada uno.

¿Si no pago impuestos tengo pensión de jubilado?

No, porque entonces no estás contribuyendo al sistema.

Aún así no tenemos que olvidar que el Estado hace de gestor de estos recursos, y en el caso de España proclamo que no quiero que lo gestione por mí. Sinceramente creo que puedo hacer una administración más inteligente y acertada de una pensión.

Prefiero no tener jubilación, y poder usar los ahorros para invertirlos y que esto sea los ahorros que use el día que decida dejar de trabajar.

La «ética» de no pagar impuestos

¿Es ético no pagar impuestos? Para algunos sí, y para otros no.

Dependerá de la ética de cada uno.

Pero es verdad que hay un estigma social generalizada que cuando alguien se va a vivir a otro país sólo por el hecho de no querer pagar impuestos, entonces es un desecho social.

Es decir, que parece que si te mudas sólo por los impuestos, entonces te señalan con el dedo, pero si lo haces por un trabajo y en consecuencia terminas pagando menos, entonces es totalmente lícito.

Es un sin sentido.

¿Qué pienso yo personalmente?

Pues que sin hacerlo activamente, los Estados compiten entre ellos en un mundo globalizado. Hoy en día es más fácil que nunca ir a vivir a otro sitio y trabajar de forma remota. Si un país te ofrece unas mejores condiciones de vida, estás en todo tu derecho en elegirlo del mismo modo que puedes elegir dejar un trabajo, una pareja o unos estudios porque no te satisfacen.

No elegimos dónde nacemos y la nacionalidad que nos toca, así que cambiarlo para tener una vida algo mejor lo veo totalmente lícito.

De hecho si todos hiciéramos lo mismo y nos fuéramos a los Estados con políticas más liberales como Estonia, Chipre y Portugal, entonces al ver la fuga de capitales de los otros países menos atractivos, estos tendrían que actuar.

Se verían forzados en crear políticas, condiciones e impuestos favorables para hacer que estos perfiles no les saliera a cuenta irse.

La situación va de mal en peor desde hace décadas, por eso hace años que a España sólo voy de vacaciones y pago mis impuestos en otros países.

Ahora mismo puedo correr riesgos, pero cuando tenga más de 60 años, seguro que sólo quiero estar tranquilo en mi casita de madera sabiendo que mis ahorros están bajo mi administración y la de mi familia, y no en manos de un Estado despilfarrador.

Un Estado que es más que probable que se hunda en los próximos y por eso he decidido no estar más vinculado. Porque no quiero que se hunda mi futuro y pensión con él.

¿Quién es el Capitalista Ninja?

capitalista ninja En internet soy Pau Ninja y esta es mi cara capitalista. Uso armas como el ahorro para combatir la deuda. En la senda de la libertad financiera, mi armadura contra la inflación es la inversión.

Conviértete en un Capitalista Ninja

Únete al boletín para estar al día

Y si quieres seguir informado de finanzas personales, ahorro, inversión e impuestos...

Envío pocos emails porque cada artículo me lo curro.

¿Te aviso cuando publique algo?

* Usamos MailChimp como plataforma de mercadotecnia. Al pulsar el botón de suscripción aceptas que tus datos se transferirán a MailChimp para poderte enviar los boletines de acuerdo con su política de privacidad y términos (leer aquí).