Saltar al contenido

Por qué diversificar inversiones en 2020 y por qué NO existe «diversificar demasiado»

mercados diversificados
capitalista ninja

Autor: Capitalista ninja
Actualizado en julio, 2020

En muchos ámbitos de la vida, es posible tener demasiado de algo bueno.

¿Y qué hay de tu cartera de inversión?

Cada cierto tiempo oigo a alguien defender que invertir en fondos indexados con robo advisors puede hacer  que «diversifiques demasiado».

La lógica sería la siguiente: en vez de comprar todas las empresas de un índice, podrías comprar sólo un subconjunto de las “buenas”, logrando así superar potencialmente la rentabilidad del índice en su conjunto.

Se trata de una propuesta tentadora de cara a diversificar tus inversiones.

Por supuesto, es imposible batir al mercado sin más que mantener tus posiciones. Así que, ¿por qué no intentar mejorar?

El problema es que al reducir la diversificación no sólo aumentarás la variedad de resultados posibles, sino que también tendrás una probabilidad desproporcionadamente alta de tener un resultado negativo en relación al mercado.

gráfico participación activa
Resultado de los estudios que ahora citaré. Como más activo, peor.
Importancia

De ahí la importancia de diversificar las inversiones. En otras palabras, cuanto menos diversifiques, más probable será que ni siquiera llegues a recuperar la inversión.

Esto guarda relación con algo llamado dispersión, y es lo que explica por qué los fondos indexados llevan a una mayor diversificación.

¿Te gustaría saber cómo funciona de cara a diversificar tus inversiones? Pues sigue leyendo.

Las mentiras de las dispersiones elevadas

Para la finalidad de este artículo, la dispersión es el tamaño del intervalo de rentabilidades observadas en una estrategia de inversión.

Dispersión elevada

Si una estrategia de inversión tiene una dispersión elevada, es posible esperar que el resultado observado por un inversor a lo largo de un periodo dado de tiempo pueda abarcar un rango más amplio de posibles resultados (tanto por encima como por debajo del valor esperado).

Otra forma de pensar en la dispersión elevada es que el resultado que obtienes es menos fiable.

Incluso si tienes un buen motivo para esperar una determinada rentabilidad media en el largo plazo, una dispersión elevada implica que será menos probable que la obtengas.

Por otro lado, una dispersión baja supone que será más probable que el resultado final sea próximo al esperado.

Ahora bien, si tu objetivo es buscar unas ganancias enormes eligiendo acciones correctamente, entonces debes buscar una dispersión elevada. Aunque esto no supone que vayas a tener éxito, sí que te proporciona una oportunidad.

No obstante, también deberás aceptar el potencial de sufrir pérdidas enormes. Con una dispersión elevada, tendrás más probabilidades de lograr resultados extremos.

Para cualquier inversor a largo plazo (cualquiera que espere optimizar sus probabilidades de lograr sus objetivos financieros personales), una baja dispersión de resultados es mucho más favorable.

No vas a dar un pelotazo, pero al diversificar las inversiones de tu cartera tampoco deberías arruinarte.

Una participación activa en problemas

A la hora de diversificar tus inversiones, resulta importante la relación entre la dispersión de la rentabilidad y la diversificación.

Participación activa

En 2006, varios académicos presentaron una métrica denominada participación activa (active share) para cuantificar el concepto de reducir la diversificación deliberadamente en relación a un índice para intentar aumentar el valor de la inversión.

La participación activa mide el grado en que un gestor de fondos utiliza la gestión activa, o cuánto diverge su estrategia en relación al seguimiento del índice.

Cuando alguien afirma que los fondos indexados llevan a una sobre-diversificación, está diciendo qué deberías invertir en algo menos diversificado y con mayor participación activa.

De esta manera puedes intentar superar el rendimiento del índice. Por lo tanto, sería una estrategia opuesta a diversificar las inversiones.

En un artículo de 2012, Vanguard analizó la dispersión de los resultados de fondos de inversión gestionados de forma activa en relación a su participación activa.

De esta manera, descubrieron que la dispersión aumentaba con la participación activa.

Y esto es precisamente lo que cabría esperar. Cuando inviertes en un subconjunto de un índice, es probable que obtengas un rendimiento superior o inferior al del propio índice. Y cuanto más pequeño sea el subconjunto, mejor o peor resultado obtendrás.

Dimensiones de la diversificación

Otro artículo de 2018 publicado por Dimensional Fund Advisors siguió un enfoque distinto a la hora de evaluar el impacto de diversificar las inversiones.

Pero para analizar sus hallazgos, primero voy a hablar un poco sobre los inversores por dividendos. Confía en mí: hay un buen motivo para ello.

En promedio, las acciones con dividendo creciente tienen un rendimiento que supera al mercado.

Por lo tanto, podrían ser útiles de cara a diversificar tus inversiones. Sin embargo, esto se explica en buena medida debido a su mayor exposición a los factores de valor y rentabilidad, y no a ninguna hada mágica de los dividendos.

Esto resulta importante, porque significa que es posible conseguir una exposición a factores esenciales al diversificar las inversiones con una cartera basada en acciones que pagan dividendos y que no los pagan, en lugar de delimitando tu selección compuesta solamente por acciones que pagan dividendos.

Tamaño, valor y rentabilidad

Y ahora, vuelvo al artículo de Dimensional. En el mismo, cogieron un índice compuesto por 2.637 acciones globales de capitalización elevada poniendo énfasis en el tamaño, el valor y la rentabilidad.

En otras palabras, cogieron un índice global de empresas de alta capitalización y lo ajustaron para hacer más énfasis en las acciones más pequeñas, las de mayor valor y las más rentables.

Pues bien, pusieron a prueba esta combinación contra el índice MSCI All Country World Index desde 1994 hasta 2017.

Lo que llevó al descubrimiento de que su índice ajustado superaba al mencionado en un 0,8% anualizado.

A continuación, disminuyeron la diversificación en su índice ajustado de 2.637 acciones para poner a prueba el efecto de diversificar las inversiones en la fiabilidad del resultado.

De esta manera, elaboraron subconjuntos de 50, 200, 500 y 1.000 acciones, y confeccionaron cada sub-cartera para que tuviera la misma rentabilidad y volatilidad que el índice ajustado completo.

O dicho de otro modo, las sub-carteras se parecían al índice total ajustado desde la perspectiva de la volatilidad y las rentabilidades esperadas. La principal diferencia era el nivel de diversificación.

Tras tener en cuenta la exposición a estos factores, quedó claro el poder de diversificar tus inversiones. La dispersión de las rentabilidades de cada sub-cartera aumentó con cada reducción en la cantidad de valores invertidos.

Probabilidad de ganar

Además, a medida que la dispersión aumentaba, la probabilidad de ganar al mercado se reducía.

Los autores calcularon un 92% de probabilidad de que el índice ajustado completo ganara al índice de referencia a lo largo de 5 años.

Por contra, la sub-cartera clonada con sólo 50 acciones tenía una probabilidad mucho más baja del 63% de ganar al índice de referencia a lo largo de 5 años.

Dimensional realizó este análisis en el contexto de sus productos, que invierten en el mercado en su conjunto centrándose en factores con rentabilidades esperadas más elevadas.

Sin embargo, sus hallazgos también se extienden a los fondos indexados tradicionales.

Para sacarle rentabilidad al mercado es necesario diversificar tus inversiones, y cuanto más elevada sea la diversificación, mayor será la fiabilidad del resultado.

Rompiendo el mito de la sobre-diversificación

Esto debería arrojar luz sobre el motivo por el que un inversor por dividendos (que es básicamente un inversor centrado en el valor y en la rentabilidad) está expuesto a una amplia dispersión de resultados si sólo invierte en 20 ó 30 acciones.

Es cierto que cabe la posibilidad de que obtenga un resultado muy bueno, y sé que hay muchos inversores por dividendos que lo consiguen. Sin embargo, por lo menos es igual de probable que logren un mal resultado.

Importancia de diversificar

Cuanto menos diversificada y más concentrada esté una cartera, más difícil será predecir su rendimiento real. De ahí la importancia de diversificar tus inversiones.

Este hallazgo es a la vez intuitivo y profundo. Es bien sabido que hay un pequeño número de acciones que tienden a suponer la mayor parte de la rentabilidad del mercado.

El problema es que no se puede saber de antemano cuál es ese pequeño grupo de acciones ganadoras, o cuándo lo serán.

Sin la capacidad de predecir el futuro, la evidencia sugiere que lo mejor es invertir en todas las acciones del mercado para así obtener un resultado similar al que ofrecerá el propio mercado.

Esto también deja claro que si tu objetivo es lograr un resultado fiable, no existe la sobre-diversificación.

Un mundo de oportunidades perdidas

Acabo de mencionar que se sabe empíricamente que hay un pequeño subconjunto de acciones que supone la mayor parte del rendimiento del mercado.

Pues bien, en un artículo publicado en 2017, Hendrik Bessembinder descubrió que casi el 58% de las acciones comunes de Estados Unidos han obtenido un rendimiento inferior a las letras del Tesoro a lo largo de toda su vida.

Además, todas las ganancias del mercado de valores estadounidense desde 1926 son atribuibles a sólo el 4% de sus acciones.

Dada la imposibilidad de predecir el futuro, esto pone de manifiesto por qué es necesario diversificar las inversiones.

Por otro lado, en otro artículo publicado originalmente en 2015, J. B. Heaton, Nick Polson y Jan Witte crearon un modelo sencillo para ilustrar el motivo por el que esto es importante. Digamos que tenemos un índice que consiste en cinco valores.

A lo largo de un periodo de tiempo, cuatro de ellas obtienen una rentabilidad del 10%, mientras que la quita logra un 50%.

Si un gestor activo decide crear una cartera usando un subconjunto con una ponderación equitativa de uno o dos de los valores disponibles, podría haber 15 carteras posibles que estén gestionadas activamente con estos resultados posibles:

  • 10 de las 15 carteras lograrán una rentabilidad del 10% tras omitir la acción que logra un 50% de rentabilidad.
  • 5 de las 15 carteras ganarán un 30% o un 50% invirtiendo en la acción del 50%, y posiblemente en una acción del 10%.

En este ejemplo, la rentabilidad media de todos los gestores activos de fondos será del 18%, mientras que la rentabilidad mediana será del 10%.

Dos tercios de las carteras gestionadas activamente lograrán un resultado inferior al del índice omitiendo el valor que renta al 50%, el cual siempre está incluido en el índice. Por otro lado, la cartera que contiene todas las acciones rentará un 18%.

Por lo tanto, la única manera de evitar el resultado probablemente malo de los gestores activos es invertir en todas las acciones del índice. Por eso resulta tan importante diversificar tus inversiones.

Ganar al azar rindiéndote ante él

Así que, ¿cuáles son las conclusiones clave de todo lo dicho?

  • Gracias a las investigaciones sobre participación activa, se sabe que una menor diversificación en relación a un índice resulta en una dispersión más amplia de los resultados alrededor del índice. Es cierto que una menor diversificación ofrece la oportunidad de un mejor resultado, pero también de uno peor.
  • También se sabe que las probabilidades de capturar los beneficios de invertir en acciones a lo largo del tiempo disminuyen al reducir la cantidad de activos de una cartera.
  • Por último, la concentración de la rentabilidad en una cantidad relativamente pequeña de acciones implica que nos enfrentamos a un riesgo desproporcionado de quedar por debajo del mercado en lugar de superarlo en caso de que reduzcamos deliberadamente la diversificación. Por eso resulta tan importante diversificar las inversiones.

¿Quién es el Capitalista Ninja?

capitalista ninja Soy el Capitalista Ninja. Uso armas como el ahorro para combatir la deuda. En la senda de la libertad financiera, mi armadura contra la inflación es la inversión.

Conviértete en un Capitalista Ninja

Únete al boletín para estar al día

Y si quieres seguir informado de finanzas personales, ahorro, inversión e impuestos...

Envío pocos emails porque cada artículo me lo curro.

¿Te aviso cuando publique algo?

* Usamos MailChimp como plataforma de mercadotecnia. Al pulsar el botón de suscripción aceptas que tus datos se transferirán a MailChimp para poderte enviar los boletines de acuerdo con su política de privacidad y términos (leer aquí).