Las 3 opiniones para NO invertir en fondos indexados en 2020

capitalista ninja Soy Pau, un calvo desenfadado multidiciplinar y esta es mi cara capitalista. Me gusta el color verde invirtiendo con robo advisors en España, crear negocios online y aprender escribiendo.
Actualizado en enero, 2020

Ya dejé claro en su momento que no importa si tienes poco dinero para invertir, o incluso 50.000 euros.

Principiante o avanzado, si quieres seguir una estrategia basada en evidencia, los fondos indexados son la mejor de las opciones.

No es casualidad pues que yo me haya mantenido durante 10 años poniendo dinero mensualmente en ellos.

De hecho, parece que entender esta verdad te proporciona una ventaja frente a la mayor parte de los inversores que siguen persiguiendo rentabilidades imposibles:

Sólo una décima parte de los activos invertidos en fondos de inversión o ETFs se corresponden con fondos indexados.

Así que está claro que artículos como éste deberían ser leídos por inversores. Podrían aprender (como lo harás tú) sobre las tres excusas habituales que utilizan los gestores activos para convencerte de que invertir en fondos indexados es una pérdida de tiempo.

También te explicaré por qué creo que se equivocan. De hecho, hasta donde yo sé no hay ningún motivo válido para evitar la inversión en fondos indexados.

Excusa 1: los fondos indexados no te ayudarán a evitar los mercados bajistas

Empecemos con una frase recurrente que oigo a los defensores de la inversión activa: al hablar sobre fondos indexados, sus opiniones se fundamentan en que suponen más riesgo, ya que habrás invertido en todo el mercado, con sus subidas y bajadas.

Supuestamente, un gestor activo usa el análisis y la intuición para protegerte durante las caídas.

Lo entiendo, esto suena mucho mejor que resistir los mercados bajistas usando fondos indexados.

Pero es una pena que no se sostenga al echar un vistazo a los datos.

Vanguard publicó un análisis en 2018 sobre el rendimiento de los gestores activos durante mercados alcistas (cuando las acciones suben) y bajistas (cuando las acciones pierden valor).

¿Podrían los hábiles gestores activos mejorar el rendimiento del índice en mercados bajistas, supuestamente saliendo de ellos antes de las caídas?

Los datos de Vanguard demuestran que más de la mitad de los gestores activos batieron al índice en ciertos mercados alcistas históricos. Pero otros, menos de la mitad de los gestores activos lograron mejorar el rendimiento del índice.

Esto no debería infundir confianza a nadie que apueste por la gestión activa para evitar un mercado bajista.

Sin fundamento

Si los fondos activos no ofrecen una protección fiable cuando las acciones caen, no hay ninguna base para afirmar que los fondos indexados suponen un mayor riesgo para los inversores que mantienen sus posiciones en los buenos y los malos tiempos.

Así que pese a lo que afirmen los gestores activos sobre los fondos indexados, sus opiniones no están respaldadas por los datos.

Además, la gestión activa introduce otro elemento de riesgo.

Es bien sabido que los mercados son arriesgados. Su valor sube y baja a medida que cambian las expectativas de los inversores sobre el futuro.

Pues bien, un gestor activo asume estos riesgos esperando obtener una mayor rentabilidad. También asume el riesgo adicional de que sus apuestas concretas sobre acciones no se amorticen como esperaba.

O peor, como un inversor racional, eliminar los riesgos activos mediante la diversificación, sin obtener esa mayor rentabilidad.

Ésos son los motivos por los que defiendo que la gestión activa es mucho más arriesgada que la inversión en índices.

Introduce un nivel adicional de riesgo sin esperar una mayor rentabilidad.

Excusa 2: los fondos indexados no te permiten evitar las acciones malas

En una línea parecida, a la hora de hablar sobre fondos indexados hay opiniones que sostienen que dichos fondos te proporcionan menos control sobre tus inversiones concretas porque acabas comprando todas las acciones malas junto con las buenas.

En teoría, el gestor activo adecuado debería ser capaz de ayudarte a invertir consistentemente sólo en las acciones buenas evitando las malas.

Ésta es otra afirmación que suena genial, pero que carece de datos históricos que la corroboren.

Elegir sólo las acciones buenas tiene un gran problema.

Aunque es muy fácil identificar las ganadoras de ayer, no hay una manera de predecir las acciones buenas de mañana.

Calidad Vs. rentabilidad

Esto se debe en parte a que hay una gran diferencia entre la calidad de una empresa y la rentabilidad de sus acciones.

Por ejemplo, entre 2010 y 2017, cuando las acciones de Google, Apple, Amazon y Netflix mostraban un enorme crecimiento, las de Domino’s Pizza destacaban sobre todos estos gigantes tecnológicos.

Habría sido necesaria una gran capacidad predictiva para adivinar eso de antemano. Pero éste no es un problema menor. Este ejemplo es representativo de cómo funciona la rentabilidad de las acciones.

En concreto, entre 1926 y 2015, sólo el 4% de las acciones de los mercados estadounidenses fueron responsables de toda la rentabilidad de la bolsa por encima de las letras del Tesoro.

 Y eso es como encontrar una aguja en un pajar.

Pero también se puede pensar en esto de otra forma. Las acciones de todo el mundo lograron un retorno de un 8% anual de media entre 1994 y 2017.

  • Si hubieras prescindido del 10% de las que obtenían mejor rendimiento cada año, tu rentabilidad media habría caído a un 3,6% anual.
  • Resulta muy sencillo para un gestor activo afirmar que los fondos indexados implican invertir en todas las acciones buenas y malas.

Pero lo que no son capaces de decirte es cómo batir a lo que se espera que logre el mercado en su conjunto eligiendo consistentemente las acciones que se comporten bien en el futuro y evitando las que se comporten mal.

Es tan sencillo como que las probabilidades de éxito son demasiado bajas. Por lo tanto, pese a lo que digan en este sentido sobre los fondos indexados, las opiniones de los gestores activos carecen de base en la práctica.

Excusa 3: los fondos indexados no te permiten beneficiarte de una gestión activa superior

Cuando los defensores de la gestión activa recomiendan evitar los fondos indexados, normalmente afirman que ellos son capaces de ofrecer rentabilidades superiores.

Pese a lo que dicen los gestores activos de los fondos indexados, sus opiniones contradicen los datos disponibles.

Hace tiempo, los índices S&P/Dow Jones han publicado el informe S&P Indices Versus Active (SPIVA), que muestra el porcentaje de fondos de cada categoría que fueron capaces de batir al índice de referencia en un periodo determinado.

Índice de referencia

Pues bien, según este informe, la inmensa mayoría de los fondos gestionados activamente fueron incapaces de batir a su índice de referencia a lo largo de periodos de tiempo de 1, 3, 5 y 10 años.

Por supuesto, la refutación típica suele ser algo como esto: “no invertiré con un gestor activo tradicional, sino que encontraré uno que sea especialmente hábil”.

Si pudieras conseguir esto, entonces podrías descartar los fondos indexados. Pero profundicemos por un momento en esa idea.

Incluso durante periodos largos de tiempo, el azar dicta que algunos gestores activos batirán al mercado debido al voluble destino en lugar de a una habilidad fiable.

Pero, ¿cómo distinguir a unos de otros? Básicamente no puedes, lo que hace que encontrar a un gestor habilidoso sea excepcionalmente difícil.

En su famoso artículo de 1997, titulado “Sobre la Persistencia del Rendimiento de los Fondos de Inversión”, Mark Carhart demostró que la persistencia del mayor rendimiento de los fondos de inversión se debía en su mayoría a factores habituales en la rentabilidad de las acciones, incluyendo el tamaño, el valor y la inercia, y no a la habilidad del gestor.

El resumen del artículo concluye: “los resultados no respaldan la existencia de gestores de carteras de fondos de inversión con una información o una habilidad destacable”.

Suerte Vs. habilidad

En 2010, Eugene Fama y Kenneth French volvieron a estudiar los fondos de inversión en su artículo “Suerte contra Habilidad en una Muestra de Retornos de Fondos de Inversión”.

Descubrieron que, sin tener en cuenta los costes, habían gestores habilidosos y otros incompetentes. Sin embargo, los habilidosos no eran lo suficiente como para cubrir sus propios costes.

A lo largo de los años, he oído un montón de anécdotas sobre gestores de fondos muy conocidos que acabaron sus carreras profesionales en fracaso.

¿Eran afortunados o habilidosos? Y si eran habilidosos, ¿por qué se les terminó su habilidad?

Echa un vistazo a este artículo sobre el gestor de fondos David Backer.

Durante la década de 1970, su fondo 44 Wall Street Fund fue el más rentable de Estados Unidos. Incluso batió al afamado Peter Lynch, gestor del Magellan Fund, durante ese periodo de tiempo.

Durante la década siguiente, el 44 Wall Street Fund fue el fondo con el peor rendimiento: los inversores perdieron un 73% en ese periodo, mientras que el S&P 500 creció de media un 17,6% anual.

¿Y qué hay del fondo Legg Mason Capital Management Value Trust gestionado por Bill Miller?

Como informa esta noticia, logró batir al S&P 500 durante 15 años consecutivos hasta 2005. Pero a partir de 2006, llevó al fondo a cinco años de un rendimiento mayormente horrible antes de pasarle la gestión a otra persona.

Nada de esto debería suponer una sorpresa. Para que la habilidad de un gestor sea estadísticamente significativa con un nivel de certeza del 95%, serían necesarios 36 años con un alfa del 2% (es decir, un 2% de rendimiento ajustado por riesgo por encima del índice de referencia), con una desviación estándar del 6%.

En otras palabras, esto supone que un rendimiento superior al del mercado durante 10 o 15 años no permite determinar si ha sido por suerte o habilidad.

Y sin una manera de identificar a los gestores habilidosos, no tiene sentido creer que puedas tener una buena probabilidad de encontrar uno que bata un fondo indexado básico a largo plazo.

Así que pese a lo que digan los gestores activos sobre los fondos indexados, sus opiniones sobre los mismos no están respaldadas por los datos.

Sígueme la pista para saber más

Podemos comentar la jugada en:
Para algo más personalizado: ☎️ Consultoría privada
Y si quieres seguir informado de finanzas personales, ahorro, inversión e impuestos...

Envío pocos emails porque cada artículo me lo curro.

¿Te aviso cuando publique algo?

* Usamos MailChimp como plataforma de mercadotecnia. Al pulsar el botón de suscripción aceptas que tus datos se transferirán a MailChimp para poderte enviar los boletines de acuerdo con su política de privacidad y términos (leer aquí).